Las ayudas al alquiler podrán ser de hasta un 40% del coste, con un máximo de 2.400 euros

La Consejería de Vivienda subvencionará con 26 millones de euros los alquileres y rehabilitación de viviendas en la convocatoria de 2016. Su titular María José Salvador ha explicado que, a diferencia de otros años, no contará ni la superficie del inmueble ni el tamaño de la población en la que viven los beneficiarios de las ayudas al alquiler.

Salvador ha dicho que su departamento gestionará los 7,9 millones de euros que aporta el Estado para ayudas al alquiler; otros 16 también del Estado para rehabilitación, a los que se suman los 2,5 adicionales que aporta la consejería de Vivienda.

Las ayudas al alquiler subvencionarán recibos desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre y podrán ser de hasta un 40% del coste, con un máximo anual de 2.400 euros, para los solicitantes que no tengan ingresos superiores a tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), establecido este año en 6.390 euros anuales (12 mensualidades).

Las ayudas son abiertas a titulares de un contrato de alquiler. Dentro de los beneficiarios, los afectados por desahucio, los jóvenes menores de 30 años, las familias monoparentales, las personas con diversidad funcional superior al 33%, las mujeres víctimas de violencia de género y los jóvenes extutelados tendrán más puntos a la hora de calcular las ayudas.

Las ayudas a la rehabilitación de la vivienda tendrán tres líneas: obras de conservación, como la estructura de edificios, fachadas y tejados; obras de sostenibilidad, para mejorar la calidad térmica del edificio y la instalación de energía renovable y obras de accesibilidad, para la instalación de ascensores y rampas adaptadas.

Las ayudas que provienen del Estado podrán ascender a un 35% del coste de las obras con un máximo de 2.000 euros para conservación y sostenibilidad y de 4.000 euros para accesibilidad. Las ayudas de la Generalitat aportarán un 10% adicional hasta llegar a los 4.000 euros.

Los edificios tendrán que ser de residencia colectiva y haber sido construidos antes de 1981, y por lo menos el 70% de los propietarios tienen que tener su vivienda habitual en el inmueble. Asimismo, las ayudas adicionales estarán destinadas a casos donde el 60% de los propietarios del edificio tengan unos ingresos inferiores a 3,5 veces el IPREM.

Fuente: El País

Dejar un Comentario

Su correo electrónico no será publicado.